Consiguiendo el nuevo trabajo

Entre los cambios de esta temporada, el más importante (al menos para mí) es el trabajo nuevo. Ahora mismo llevo un servicio de atención al consumidor de una empresa internacional de alimentación. Por aquello de no hacer publicidad y el qué dirán omitiré el nombre, pero cualquiera que entre en mi perfil de Linkedin podrá hacerse una idea muy clara de que probablemente ahora mismo, en vuestra cocina más cercana, haya una botella de aceite con el nombre de mi empresa en alguna parte de su etiqueta.

Si os preguntáis de dónde salió este trabajo nuevo, he de confesar que no sois los únicos. Porque por interesante que pueda llegar a ser lo que estoy haciendo ahora, el proceso de selección, desde luego, lo fue mucho más.

La primera noticia que tuve fue una llamada/entrevista telefónica de una empresa de selección de personal sobre una oferta en la que me había inscrito unos meses atrás. Considerando mi desesperación por encontrar algo de esa época, eso sólo lo reducía a unas 100.000 opciones. Además, hay que tener en cuenta que no mandaba el mismo currículum siempre, sino que lo adaptaba a la oferta, así que no tenía ni idea de cuál de las 18 versiones estábamos hablando.

No creo que pueda llegar a explicar lo que es hacer una entrevista sorpresa sobre una oferta que no recuerdas sin tener claro que ponía en el curriculum que la amable señorita tiene delante. No es como hacer un examen sorpresa sin haber estudiado, creo que sería más como hacer un examen sorpresa sin tener muy claro ni en que asignatura estás.

Es probable que mi cara fuera algo parecido a esto

Es probable que mi cara fuera algo parecido a esto

Supongo que con los años he perfeccionado ese bonito arte de hablar sin decir nada realmente comprometido pero pareciendo que sí, tan típico de los políticos y los relaciones públicas, porque unos días después estaba en la segunda fase del proceso, y en la entrevista de trabajo más surrealista jamás contada, con mi actual jefe.
Él dice que no se le da bien hacer entrevistas y que por eso se dedica a charlar. Yo creo que es alguna clase de plan perverso para descubrir la capacidad de los candidatos para reaccionar ante lo inesperado.

Aún no tengo muy claro lo que pasó. Sólo sé que empecé contando mi experiencia previa y de pronto estaba hablando de Expocómic, sus autores, algunos cotilleos y anécdotas varias surgidas de mis tiempos en su departamento de prensa.
Un rato después, parecía que la entrevista había retomado los cauces normales de estas cosas, pero antes de darme cuenta estaba explicando por qué prefiero los cómics de superhéroes a los mangas.
No sé muy bien cómo, pero en algún momento el tema derivó a Aaron Sorkin, el Ala Oeste de la Casa Blanca y las muchísimas ganas que tenía de que llegara la segunda temporada de The Newsroom (y si no la estáis viendo, ya estáis tardando).

La parte buena, conseguí pasar a la fase 3. La parte mala… ahora mi jefe me amenaza con hacerme spoiler cuando quiere meterme prisa con algo.

La tercera entrevista fue con Recursos Humanos y mucho más normal, aunque también tuvo sus momentos. Cuando me preguntaron por mi rango salarial, fui de esas personas raras (y algo insensatas) que opta por la sinceridad. La pobre mujer me miró con seriedad (y juraría que con algo de impaciencia) y me dijo “hablo del sueldo completo, incluyendo los complementos”. Cuando le confirmé que eso era mi sueldo completo me volvió a mirar, esta vez con sorpresa: “bueno, tendrías tus ventajas sociales, ¿no?”. Cara de circunstancias, niego con la cabeza. Ella empieza a parecer escandalizada: “Al menos te pagarán el transporte”. Y mientras vuelvo a negar, no puedo evitar elevar una plegaria de agradecimiento por ser capaz de controlar el inminente ataque de risa.
El resto de la entrevista fue bien, pero aún estoy casi segura de que la buena mujer se quedó con ganas de darme un abrazo o un bocadillo para el camino.

La cuarta llamada se hizo de rogar y cuando me dijeron que en vez de confirmarme si me iban a dar el puesto o no, iba a tener una nueva entrevista, comencé a impacientarme un pelín. Pero, ea, vale, otra entrevista tendríamos, esta vez con el director general.

Para dejarlo claro, aunque las comparaciones son odiosas, sólo diré que para conseguir el trabajo de teleoperadora para cierto banco de color rojo en el que tenía acceso a información realmente sensible de un montón de gente, tuve una única entrevista con otras 6 personas de no más de 15 minutos de duración.
Este proceso, que más tarde supe que había durado más de seis meses, requirió tres filtros y el visto bueno del señor que dirige la compañía. Supongo que para algunas empresas, el trato con sus clientes es más importante que para otras.

Eso sí, cuando llegó la quinta llamada yo ya tenía muy claro que si era para otra entrevista, más valía que fuera con el Emperador Palpatine en persona.

El siguiente escalafón ya era Emperador de la Galaxia

El siguiente escalafón ya era Emperador de la Galaxia

Pero no, fue para firmar un contrato indefinido con un buen sueldo, ventajas sociales y la compensación completa del sueldo en caso de baja.
Sí, sé que teniéndolo todo en cuenta, me ha tocado la lotería.

Explicar a qué me dedico en mi día a día no es del todo fácil. Por supuesto hay mucha gestión telefónica y algo de Redes Sociales, pero a partir de ahí…
Un día me puedo encontrar inmersa en las maravillas de la química orgánica (que no es nada maravillosa cuando eres tan de letras como servidora), otro puedo estar haciendo una tesis sobre transgénicos y el siguiente irme de excursión a una empresa de realidad virtual.
Hay dos cosas fantásticas en este curro: nunca me aburro y no dejo de aprender. Tener conversaciones realmente divertidas con lo más variado que puede ofrecer este país, es sólo un bonus extra.

Desde luego, podría ser peor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s