Medidas Contra el Paro

La semana da para tantas cosas a nivel político-económico que a veces es difícil elegir, pero lo que más me ha llamado la atención, seguramente porque es lo que más me afecta, han sido las “propuestas” del gobierno para solucionar las cifras del paro. Y lo pongo entre comillas por el simple hecho de que tengo la sensación de que muchas de ellas son canciones ya cantadas. Algunas muchas veces.

Lo que sí ha sido nuevo, para mí al menos, ha sido el concepto de minijobs o miniempleos, dependiendo de lo anglosajón que te sientas. Al principio, sobretodo porque lo leí en twitter de un contacto con tendencia a no hablar en serio, pensé que era una broma. ¿Miniempleos? ¿En serio? ¿Esa palabra es de verdad o se la han sacado de la manga por el camino? Teniéndolo todo en cuenta, lo primero que se me pasó por la cabeza fueron contratos aún más temporales. Ya los hay para días y horas y ahora nos íbamos a sacar de la manga por minutos y segundos. Resulta que no es eso, pero ahora tengo miedo de haber dado ideas.

Los minijobs para jóvenes se resumen, muy básicamente, en que podrás seguir de prácticas hasta los 30 independientemente de cuándo hayas terminado la carrera. Pues muy bien. Porque, como todo el mundo sabe, el sueldo de las prácticas da para vivir holgadamente a poquito que te administres. Quien no se mantiene con 400 eurazos es porque no quiere.

SI es que se quejan de vicio

SI es que se quejan de vicio

 

No puedo hablar por otras profesiones, pero en periodismo pasa muchísimo. Los becarios viven estupendamente: pagan un salario justo, no trabajan jamás más horas de las estipuladas, ni tienen que llevar a cabo funciones muy por encima de su responsabilidad. Esas historias de medios, empresas o agencias que al final no te pagan ni el abono transporte para llegar a las ruedas de prensa o que te hacen firmar por 4 horas cuando en realidad vas a estar 8 (o 10 o 12 a la que te descuides) o de estar prácticamente dirigiendo secciones enteras del periódico durante las vacaciones son todas falsas. Nada más que leyendas negras para vilipendiar a pobres y honrados empresarios que no explotan en absoluto la necesidad de hacer currículum de estudiantes y recién licenciados. Mentiras todo, claro que sí.

Lo que me deja alucinada de verdad es que, por lo que he leído hasta ahora, el trabajo a desempeñar no tiene por qué estar relacionado en absoluto con la carrera estudiada y el único requisito para que la empresa se acoja a este tipo de contrato es dar alguna clase de formación que tampoco tiene por qué estar relacionada y que además pueden ser simplemente cursos del INEM.

Es decir, que una empresa puede tener a una mujer de 28 años, licenciada de ADE hace 4 o a un licenciado de Publicidad hace 5, cogiendo el teléfono y sirviendo cafés para ahorrarse la recepcionista, por un sueldo tan ridículo que debería entrar en la categoría de propina, con la única condición de que vayan al curso de ofimática del INEM más cercano en el que van a aprender a usar Windows.
Llamadme tocanarices, pero me cuesta ver el beneficio de esto. Matizo, el beneficio para los trabajadores, las del empresario las veo por todas partes.

Por cierto, que según parece los minijobs han funcionado estupendamente en otros países (por favor, notad el sarcasmo)

La Fuga de Logan

También va a haber ayudas para autónomos y emprendedores rebajando las cuotas o permitiendo una capitalización del subsidio de desempleo o la posibilidad de aplazar el paro hasta 5 años.
Todo, siempre y cuando seas menor de 30 años.

Y el que ya tenga 31 puede quedarse en la puerta y mirar. No hablemos de los 45 o 50. Supongo que alguien se puso a echar cuentas y notó que ayudar a menores de 30, con menos capital y experiencia para montar empresas por no hablar de años cotizados en la seguridad social, es muchísimo más barato que lo mismo a quien quiera que lo pida. Aunque eso sólo una teoría absolutamente descabellada.

No es que critique que ayuden a los jóvenes, ni mucho menos, es que me pregunto en qué momento me colé en La Fuga de Logan y no me dí cuenta. No llevo ninguna gema incrustada en el cuerpo que haya cambiado de color como aviso, pero es evidente que para el gobierno, como ya no entro en la estadística de joven, cuento mucho menos. Por lo menos, de momento, no han mandado a ningún escuadrón a buscarnos. Tiempo al tiempo.

Señor Rajoy, que los 30 también molan, si hasta tengo una categoría que lo dice.

Nada de gemas en la mano, aún no he caducado

Nada de gemas en la mano, aún no he caducado

ETTs

Otra de las medidas es que las ETTs ejerzan como oficinas de empleo. Que me pregunto yo, a qué se dedicaban hasta ahora, pero no vamos a entrar en matices. Lo que sí es nuevo es que podrán hacer contratos en formación que es justo lo que nos hacía falta.

Confieso que hasta hace menos de un mes consideraba a estas empresas la demostración empírica de que el mal existe. Hoy por hoy, no sé si los dueños son los discípulos del diablo que yo me imagino, pero la gente que trabaja ahí, desde luego que no.

La chica de Adecco que me ha encontrado el trabajo ha estado pendiente de mí en cada paso del proceso, me ha tenido al tanto de todo, no me ha ocultado nada ni ha escatimado en detalles, me ha dado consejos para la entrevista y hasta me llamó después para ver qué tal había ido. Que sí, que es su trabajo y que incluso es probable que tengan objetivos de colocación, pero la sensación con la que yo salí de la oficina antes y después de firmar el contrato es que le importaba lo que me ocurriera. Tal y como están las cosas, eso ya es decir mucho.

De todas formas, en mis ratos en esa oficina he tenido tiempo para oír historias para no dormir. Chicas trabajando en tres o cuatro sitios diferentes en la misma semana. Camareros a los que la empresa ha mandado de vuelta a casa sin explicación simplemente porque al encargado le apetecía. O salir a media mañana de un trabajo en el que has estado un par de horas para ir a otro en el que estarás otras cuatro para ver si juntas las horas suficientes para llegar a fin de mes… ¿Cómo vas a sentirte mínimamente vinculado así? ¿Para qué vas a proponer ideas o mejoras? ¿Por qué vas a querer hacer más de lo mínimamente indispensable?

Contratos de 5 minutos, Forges también cree que es cuestión de tiempo

Contratos de 5 minutos, Forges también cree que es cuestión de tiempo

 

Yo he tenido suerte. Tengo un contrato más o menos largo, mis compañeros son muy majos, el ambiente es cómodo y distendido y no tengo la sensación de ser una pieza intercambiable para mi jefe. Pero aún así, trabajar sabiendo que vas a irte y que todos a tu alrededor también lo saben es extraño. Mi tarjeta de acceso, mis claves… hasta mi extensión telefónica es provisional. Es cómo vivir con una cuenta atrás permanente, ya pensando en cuándo y cómo voy a encontrar mi próximo trabajo.

Lo bueno es que ya soy mayor de 30, así que no estropearé mucho las estadísticas a nadie cuando se me acabe el contrato.

Lo que sí me ha quedado clarísimo con estas medidas es que efectivamente son medidas para luchar contra el paro. En concreto contra las cifras del paro. La máxima parece ser “voy a sacaros de esa lista por las buenas o por las malas, que papá Bruselas y mamá Merkel me han dado un ligero tirón de orejas. El que podáis vivir de vuestro trabajo ya es otro tema y ahora estoy cansado así que no preguntes”.

Las prioridades se ven clarísimas cuando te enteras que las ayudas de la Unión Europea para la creación de empleo son de 6.000 euros frente a los 100.000 que se ha llevado la banca.
No sé, quizás si fundo y quiebro un banco con mis amigos y familiares al gobierno dejará de importarle mi edad para echarme una mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s