Creo que Facebook Intenta Decirme Algo

Últimamente he tenido una extraña sensación, como si el universo estuviera intentando enviarme un mensaje y hubiera elegido nada más y nada menos que la red social de Mark Zuckerberg para hacerlo.

Se supone que los anuncios de Facebook vienen definidos por el perfil de la persona, las búsquedas en internet desde ese ordenador y otras variables (que ni entiendo ni me interesan en exceso) que permiten decidir cuales serán los mejores y más efectivos con el objetivo en cuestión. Hasta ahí todo bien.

Lo que me tiene un poco escamada es que desde hace unos meses, el anuncio más recurrente en mi perfil es uno de congelación de óvulos. ¿Sabías que la concepción es cada vez más difícil una vez alcanzada la treintena? ¿No? Ahora yo sí.
Pero Facebook, preocupado por mí y mi futura (aunque parece que poco probable) descendencia tiene a bien indicarme los pasos a seguir para asegurar que mis genes no mueran conmigo. Muy amable.
Pero vale, bien, venga, es verdad que ya tengo 30. Es sólo casualidad. Aceptamos barco.

Tic, tac, tic, tac

Tic, tac, tic, tac

Después vinieron las empresas de contactos tipo Meetic. “¿Buscas a tu pareja ideal? Pues ya lo hacemos nosotros por ti, que es evidente que tú sola no sabes”.
Bien, vale, a lo mejor no es eso exactamente lo que dice, pero lo parece. Y teniendo en cuenta mi historial, tampoco es que pueda culparles, pero… jo, aún soy joven y tengo esperanzas. Las tengo, ¿verdad?.

Supongo que los anuncios de los últimos 15 días dan la respuesta: actividades para solteros y artículos eróticos de 50 Sombras de Grey. Creo que el nuevo mensaje de Facebook es “ya que no vas a conseguir novio estable en esta vida, al menos sal a divertirte un poco, reina”.
Hasta las redes sociales han perdido la fe en mí (snif, snif).

La Crisis de los 30

La verdad es que la crisis de los 30, llevada con más o menos dignidad, es real y más en las actuales circunstancias, como explican muy bien los creadores de la Generación Perdida.
La mayoría se veía a estas alturas casado, con sus 2,3 hijos (o al menos planeándolos), un buen trabajo, un buen sitio en el que vivir, un lugar al que ir a pasar los fines de semana, el perro (gato en mi caso), colonias en la luna, mochilas propulsoras, comida desecada y vehículos voladores.
Visto lo visto, es evidente que nos han timado.

Y los principios que nos han inculcado desde críos no ayudan en absoluto. ¿Cuántas veces hemos visto en las comedias románticas americanas que sólo las fracasadas llegan solteras a los 30, sin importar lo bien que le vaya en todos los demás aspectos de su vida? ¿Cuántas películas de mujeres terriblemente exitosas que se dan cuenta de lo vacía que era su vida hasta que encontraron el verdadero amor? ¿Cuántas veces hemos oído esa estadística (que ni siquiera sé si es real) que dice que a partir de los 40 es más probable que te secuestre un terrorista que el que encuentres un hombre con el que casarte (ni siquiera que te quiera, sólo casarte)?

Muchas veces hacemos la broma de que la culpa de nuestro erróneo concepto de príncipe azul es de Disney. No sé si es cierto o no (yo me inclino por el sí, pero sólo porque no puede ser sólo culpa mía), lo que sí es cierto es que el factor edad es muy llamativo. La Bella Durmiente tiene 16 recién cumplidos ese mismo día, Blancanieves por ahí anda, Jasmín aún no ha llegado a los 18 (de hecho, para entonces tiene que estar casada) y dudo mucho que Bella tuviera edad legal para beber en Estados Unidos.
Si hasta Leia (princesa Disney por derecho propio desde finales de octubre) a los 18 era una influyente senadora, lideraba una rebelión contra el Imperio y tenía tiempo de ligar con el contrabandista y el piloto nuevo.

Los hombres tampoco lo tienen fácil si entramos en comparaciones, incluso si obviamos el pre-requisito imprescindible de tener un título nobiliario para ligar. A lo mejor Doogie Howser es un ejemplo muy radical, pero Aladín tampoco peinaba canas, precisamente. Joel Goodsen, el protagonista de Risky Business, monta un negocio de lo más lucrativo antes de salir del instituto (no vamos a entrar en la legalidad/moralidad del negocio, la cuestión es que lo tenía).
Ted Mosby, a los 25 tenía una vida tan perfecta y carente de preocupaciones que desde entonces su única prioridad y obsesión es encontrar a la mujer de su vida (y nadie discute que sus hijos son unos santos).
A los 18, Luke había salvado la Galaxia de la Estrella de la Muerte siendo uno de los dos únicos pilotos que sobreviven a la incursión y antes de los 23 provoca la eliminación del líder del Imperio trayendo la democracia a un montón de sistemas solares (con su correspondiente montón de planetas). Imita eso.

Los hermanos Skywalker, un difícil ejemplo a seguir

Los hermanos Skywalker, un difícil ejemplo a seguir

Si hasta los de Yo y El Mundo llegaron casados a la universidad.
Porque eso es en lo que piensas nada más salir del instituto: “aún estamos estudiando, no tenemos dinero, ni trabajo y nos estamos metiendo en un crédito estudiantil del que no saldremos hasta bien pasados los 35, pero, eh, somos jóvenes, estamos enamorados y todo va a salir bien aunque no tengamos dónde caernos muertos. ¡Casémonos!”.
Eso sí, vírgenes hasta el matrimonio, que hay que dar ejemplo a la juventud.

Pues yo a los 18 no pensaba en bodas, precisamente

Pues yo a los 18 no pensaba en bodas, precisamente

No sé si los 30 son los nuevos 20 o si se me está pasando el arroz sin que me dé cuenta, pero que hasta Facebook me esté comiendo la cabeza al más puro estilo abuela machacona es inquietante e irritante a partes iguales.
Y como vuelva a insinuar que podría querer algo del ridículo merchandising de 50 Sombras, me lío a hachazos con sus servidores. Yo sólo lo aviso.

Anuncios

4 pensamientos en “Creo que Facebook Intenta Decirme Algo

  1. Hombre!
    Hablar de Luke skywalker como de alguien que se lo curra es de cuajo.
    Recordemos que su vida hasta “Una nueva esperanza” era la del típico granjero intergaláctico dedicado a tareas rutinarias como negociar malamente con los Jawas y plantar el huerto de su tío (por cierto, de que coño es la granja de los skywalker? qué se puede plantar en Tatootine?) y en tus ratos libres irte de botellón, tirarle piedras a los Banthas, y tocarte leyendo el “hola” (hasta que descubres que en las fotos del hola el mejor ejemplar es tu propia hermana, oh!)

    Vamos, que al bueno de Luke le tocó la lotería sin participar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s